Importancia de registrar una marca para un negocio

La marca es uno de los aspectos más significativos de una empresa; permite que se le reconozca y que la gente ubique sus productos y servicios con sólo mencionarlos. Si está empezando un negocio, una de las primeras cosas que debe hacer es proteger su marca.


Tipos

Una marca separa sus productos de los demás, y esta diferenciación puede lograrse mediante los siguientes elementos:

  • Las denominaciones, los números, las letras, los colores y los componentes figurativos.
  • Nombres de productos o empresas.
  • El nombre de una persona física, siempre que no sea idéntico a una marca registrada.
  • Olores.
  • Sonidos.
  • Imagen, diseño, tamaño, color, embalaje, forma, hologramas de seguridad, decoración y otras características operativas que identifican los artículos o servicios en el mercado.

Las marcas pueden ser debidamente registradas ante la autoridad autorizada del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Beneficios

  • Protege su marca del uso por parte de terceros que pueda perjudicar su reputación.
  • Evita que se registren marcas similares a la suya, lo que podría confundir a sus consumidores.
  • Crea valor de mercado y genera confianza con futuros clientes y colaboradores.
  • Tiene derecho a utilizar los símbolos "®" (Registrado) o "M.R." (Marca Registrada) al margen de sus logotipos o signos distintivos. Esto la convertirá en un activo no tangible porque podrá vender licencias de uso y cobrar regalías por su uso permitido sin el riesgo de que alguien la robe o haga un mal uso de ella.

¿Cómo mejorar el embalaje de un producto?

Según los expertos en embalaje, el uso de los cuatro pilares del envasado de productos garantiza que los envíos lleguen en perfecto estado y causen una impresión favorable.

Hoy en día, las empresas han desarrollado diversas estrategias para diferenciar sus productos de la competencia. Su presentación se ha convertido en algo crucial, ya que debe ser atractiva y llamativa para incitar al consumidor a comprarlo.

Esto ha llevado a la búsqueda de un embalaje que sirva tanto de medio de transporte como de enfoque de marketing y ventas. Según los expertos, las empresas deben seguir los cuatro pilares del embalaje para garantizar que los envíos lleguen en perfectas condiciones y producir una impresión positiva que les ayude a maximizar los ingresos.


Los cuatro elementos fundamentales del embalaje del producto

El primer paso es asegurarse de que el empaque es el adecuado. Para lograrlo, cualquier envase debe cumplir las siguientes directrices:

Elija un embalaje de alta calidad. Es cierto que lo más probable es que se deseche cuando se saque el producto, pero la mala calidad pone en peligro el contenido. 

El embalaje debe ser adecuado al tamaño del contenido. Una caja enorme puede contener más objetos, pero también es más propensa a romperse o aplastarse.

Vigile el sellado. Es fundamental sellar correctamente el envase una vez que se ha colocado el contenido en su interior. El cierre con cinta adhesiva es lo habitual, pero puede ser esencial mejorar el sellado de otras maneras, especialmente si el artículo es pesado.

Etiquete todo adecuadamente. Si algo no está correctamente etiquetado, es poco probable que llegue a su destino. Por eso, si un producto se envía a algún lugar, debe contener información muy específica sobre el origen y el destino. Para evitar su desprendimiento, las etiquetas deben colocarse en un lugar destacado y seguro.

Utilizar el envase como herramienta de marketing

Una simple caja de cartón puede ser suficiente para envasar un objeto, pero se pierde una gran oportunidad de dar a conocer tanto el producto como la empresa que lo respalda.

Una alternativa es utilizar cajas de cartón personalizadas que aumenten la visibilidad de la marca. Se trata de un método de marketing muy rentable y exitoso, ya que transforma el logotipo de la empresa en algo que se recuerda a diario, lo que aumenta las posibilidades de obtener nuevos consumidores o de fidelizar el producto.

Las cajas de cartón también pueden utilizarse para llamar la atención de los clientes. Una caja adornada con bonitos diseños y colores vivos en el expositor de una tienda puede marcar la diferencia entre pasar de largo o comprar el producto.